Mujer

¿Cómo experimentan las mujeres la depresión?

La depresión es más común en mujeres que en hombres, dado los cambios hormonales más drásticos a los que es sometido el cuerpo de las mujeres desde la menarca o inicio de los  ciclos menstruales y la fertilidad  hasta la menopausia o última menstruación, pasando por los cambios causados por los embarazos y el climaterio. Otros factores que alteran el estado de ánimo de la mujer son los cambios causados por las diferentes operaciones ginecológicas como salpingoclasia, esterilización, cesárea, histerectomía, ooforectomía, cirugías de quistes ováricos, etc.


La depresión y cambios del estado de ánimo, incluso crisis de pánico, insomnio, irritabilidad, despertar en la madrugada, ansiedad, miedo, falta de motivación, falta de proyecto de vida, pueden ser síntomas relacionados con los cambios y secreción de neurotransmisores relacionados a los cambios hormonales producidos durante el climaterio y la menopausia. Entonces, es fácil deducir que la debida regulación hormonal con el uso de pellets  de hormonas naturales y TRY EFFECT (contraindicado en el uso conjunto o combinado con antidepresivos químicos) hacen que el balance de los neurotransmisores se produzca y los Síntomas neurológicos en las mujeres y hombres con trastornos hormonales se componga.


El uso de Antidepresivos, es inútil casi siempre, en este tipo de alteraciones hormonales, porque no trata o regula el o los trastornos principales biológicos hormonales.


Investigadores han demostrado que las hormonas afectan directamente las sustancias químicas del cerebro que regulan las emociones y los estados de ánimo.


Por ejemplo, las mujeres son particularmente vulnerables a la depresión en el climaterio, menopausia y luego de dar a luz, cuando los cambios hormonales y físicos junto con la nueva responsabilidad por el recién nacido, pueden resultar muy pesados. Muchas mujeres que acaban de dar a luz padecen un episodio breve de tristeza transitoria, pero algunas sufren de depresión posparto, una enfermedad mucho más grave que requiere un tratamiento activo y apoyo emocional para la nueva madre. Algunos estudios sugieren que las mujeres que padecen depresión posparto, a menudo han padecido previos episodios de depresión.


Algunas mujeres también pueden ser susceptibles a sufrir una forma grave del síndrome premenstrual, a veces llamado trastorno disfórico premenstrual. Esta es una enfermedad producida por cambios hormonales que ocurren cerca del periodo de la ovulación y antes de que comience la menstruación.


Durante la transición a la menopausia, algunas mujeres experimentan un mayor riesgo de sufrir depresión. Científicos están explorando la forma en la que la elevación y la disminución cíclicas del estrógeno y de otras hormonas pueden afectar la química del cerebro que está relacionada con la enfermedad depresiva.


Finalmente, muchas mujeres enfrentan el estrés adicional del trabajo y de las responsabilidades del hogar, cuidado de los hijos y padres ancianos, maltrato, pobreza, y tensiones de las relaciones. Aún no está claro por qué algunas mujeres que enfrentan desafíos inmensos padecen de depresión, mientras que otras con desafíos similares no la padecen.